Makina bat taupada

Todavía está fresca en la memoria la fiesta de la Escuela Pública Vasca, celebrada esta edición de 2019 en Rentería, con el lema Makina bat taupada. La celebración del día de la Escuela Pública Vasca hace tiempo se ha convertido en un referente festivo del calendario escolar y mi particular impresión es que el éxito celebrativo y la concurrencia van parejos. Así lo vengo percibiendo año a año, particularmente en las últimas ediciones en Lekeitio (2018) y este año en Rentería. El tiempo acompañó y propició que hubiera un ambiente excelente.

La idea de la celebración de una fiesta educativa hay que reconocérsela a las ikastolas, que vienen realizando una por territorio desde el primer Kilometroak, allá por el año 1977. Hay que reconocer que fue una iniciativa brillante, pues además de resultar una fuente de ingresos introducen en el colectivo social identificaciones inconscientes que van más allá de lo objetivo: son una fiesta de las ikastolas pero que se vive también como fiesta del euskera, de la identidad, etc.

Las personas nos movemos por creencias, afectos, identificaciones colectivas etc. que nos permiten adherirnos a símbolos, banderas, sentimientos que son verdaderos señuelos de realidades situadas mucho más allá. En este sentido, EHIGE (Eukal Herriko Ikasleen Gurasoen Elkartea) pone en pie año a año un universo festivo de referencias (el lema, la canción de la jornada, los puntos festivos, la comida compartida informalmente, los txokos de juego y actividades para niños y niñas, la jornada vivida en familia…) que provoca una identificación afectiva, que “crea afición”, que genera identidad, que promueve la interiorización simbólica de un proyecto, como en el caso de las ikastolas.

Todo ello conduce a conclusiones formuladas en el corazón, que son las más movilizadoras. La fiesta de la Escuela Pública Vasca es una manifestación popular, es muy nuestra, es muy euskalduna y es muy plural (no hay más ver que la variedad de representantes políticos que no se la quieren perder). Y esta manifestación festiva especialmente contribuye a ensanchar la base de la adhesión a un proyecto. Hoy ya nadie discute el carácter propio y de enraizamiento popular de la Escuela Pública Vasca, sin perjuicio del legítimo debate sobre la necesidad o no de otros marcos y de evolucionar a otros modelos. Una cosa no quita la otra.

Las circunstancias han hecho que este año la fiesta se haya celebrado en un contexto de agotamiento del escenario educativo vasco, a la espera agónica de una ley en la que nadie tiene depositadas grandes expectativas de que vaya a solucionar nuestras aporías educativas. En ese contexto emergió una voz fuera del mundo de la educación que arrancó numerosos aplausos con un discurso sensato, por el que no pude menos que acercarme a su autor y felicitarle al final del acto. Me refiero a la intervención de Julen Mendoza, alcalde saliente de Rentería.

Centró sus palabras en la necesidad de unidad y reflexión para superar el actual marco agotado de divisiones y posibilitar otro horizonte en la educación vasca basado en el euskera, en lo público, en lo diverso y en el enraizamiento local, con diversidad de proyectos autónomos. Somos fruto de muchos avatares históricos llamados a confluir: habló de las razones para tomar la decisión de enviar a sus hijos a la Escuela Pública, de haber sido moldeado como persona por la educación en una ikastola y de la implicación del profesorado comprometido en otros proyectos educativos, que ha conocido como alcalde. Se refirió a la experiencia de colaboración entre centros que se está llevando a cabo en Rentería bajo el programa “Aniztasunean zubiak eraikiz”. Toda una invitación a salir de nuestras trincheras para potenciar el sentido público de la educación vasca.

Un montón de latidos se conjuntaron en Rentería para reafirmar la Escuela Pública Vasca, una sinfonía poderosa que quiere mejorar la educación pública y ensancharla. En el camino no faltarán tensiones, pero será imprescindible crear alianzas con otros diferentes.
Ea ba gure buruari begiratzen diogun, elkarren artean hitz egiten hasten garen, eta eredu berri eta bakar bat eraikitzeko gai garen”, concluyó Julen Mendoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s